69 edición. Del 18 al 26 de octubre de 2024.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

«Las ayudas al cine en España son 67 millones de euros. En Irlanda, 200»

La mesa del cine irlandés analiza el buen momento en el que se encuentra la producción en país, gracias al apoyo institucional, y resalta la diversidad que reflejan los proyectos

La Mesa Redonda sobre el cine irlandés, celebrada este jueves 27 en la sala Miguel Delibes del Teatro Calderón, analiza la importancia de las ayudas de las distintas instituciones a la producción cinematográfica, que en la actualidad cuenta con un presupuesto anual de 200 millones de euros, lo que supone un empuje vital que lleva asociado consigo un aumento del turismo, de la visibilidad de distintos colectivos y de las conexiones internacionales para atraer producciones extranjeras.

En el encuentro, han participado Jim Sheridan, cineasta y Espiga de Honor de la 67º Seminci; Javier Rueda, de la Revista Caimán; Mick Hannigan, director del Festival de Cork; Colm Bairéad, director del filme The Quiet Girl; Eleonora Melinn, programadora del Irish Film Institute, y Gary McMahon, concejal de Cultura de la ciudad de Galway, moderado por Teresa Lavina, Jurado de Doc. España en esta edición.

Jim Sheridan y Eleanora Melinn.
Jim Sheridan y Eleanora Melinn.

La evolución del cine irlandés se explica, sin lugar a dudas, a través del aumento del presupuesto dedicado a ello. Jim Sheridan abrió la charla narrando un ejemplo de su propia experiencia. “Cuando hice Mi pie izquierdo había muy poca financiación, apenas llegamos al millón de euros”, recordó el cineasta. “En aquellos años sobrevivíamos con dinero de BBC u otros canales, pero ahora la situación es mejor, hay más fuentes de financiación y se pueden hacer mejores proyectos”, apuntó. En este sentido, Bariéad apuntó que una de las ayudas que se ofrecen parte de la elección de guiones, “se seleccionan dos que a los que se garantiza 1,5 millones”. En el Irish Film Institute, detalló Melinn, “se ayuda a las producciones con los derechos cinematográficos”.

Desde Galway, McMhahon aportó los cuatro puntos sobre los que trabaja su consistorio. “Localización”, ayudando a encontrar emplazamientos para los rodajes; promoviendo “proyectos de Innovación; la Academia Nacional del Talento ubicada en Galway tiene talleres de Escritores, y luego está el desarrollo de la costa occidental donde se busca traer películas extranjeras pero también promover el talento local”.

Sheridan amplió los datos referidos a las reducciones de impuestos, gracias a lo que se conoce como el programa 481, que alcanza “una deducción del 32% fiscales que supone un 25% del presupuesto total de una película. De modo que, si en una producción el presupuesto es de 4 millones, tienes uno de ayudas y otro de ventajas fiscales”. “Además, en Irlanda hay un tipo impositivo bajo para las empresas lo que atrae también a grandes como Apple y Google que inyectan mucho dinero”, añadió.

Colm Bairéad y Mick Hannigan.

“En una ocasión —rememoró el director de En el nombre del padre—’ hice una obra de teatro con un nombre que se puede traducir como ‘El lugar de los homosexuales’. La crítica dijo que era peor que la necrofilia. Después de eso, no pararon de llegar llamadas pidiendo entradas, pero el ayuntamiento quitó ayudas. Al final nos las devolvieron gracias a un amigo mío, que de algún modo logró el retorno de las ayudas con una partida perteneciente al Ministerio de Defensa. Y ya no nos las pudieron quitar”.

El ejemplo más claro de la escena económica del cine en el país invitado en esta 67 Seminci lo aportó Javier Rueda: “Las ayudas al cine en España son 67 millones de euros anuales. Ahora comparemos la población de España e Irlanda… Las ayudas del gobierno irlandés al cine son 200 millones de euros”. En este sentido, rememoró las palabras de José Guirao cuando dijo que “El modelo para nuestro cine no es Francia, es Irlanda”.

Rueda también apuntó a los beneficios que no solo el cine sino “el arte puede generar” como “puestos de trabajo” además de “aportar al PIB”.  La muestra, de nuevo, es la “apuesta del cine irlandés”, la cual “está estudiada sobre el impacto económico en el país”. “Tenemos mucho que aprender de la industria irlandesa”, sentenció.

Diversidad en el cine

Durante la charla entre los siete expertos en cine irlandés, se abordó no solo la evolución en la calidad de la producción sino también en la variedad de temáticas, de enfoques e, incluso de localizaciones.

Javier Rueda y Gary McMahon.

Mick Hannigan destacó el momento “tan interesante” del cine nacional. “Cuando empezamos con Festival de Cork no sabíamos si habría cine independiente en nuestro país”, afirmó “Ahora estamos inundados”. A este respecto, Hannigan remarcó que “hay una variedad de gente que sale con proyectos” si bien “el desafío es buscar públicos”. “Por eso se buscan festivales, para encontrar ese público”. “Es interesante —continuó— ver el tipo de películas que se hace en Irlanda. Antes era más centrado en Dublín, con temas sobre bandas criminales… muy tipo Tarantino. Ahora estamos descubriendo la costa con otro tipo de cine muy interesante”, completó.

Bairéad subrayó el apoyo actual al cine escrito en gaélico como es el caso de su cinta La chica tranquila, lo cual supone casi una novedad “a pesar de que es el idioma nacional”. También se está empezando a reflejar el movimiento “traveler”, similar al de los gitanos en España, dentro de las producciones.

Para Hannigan la diversidad en el cine de su país tiene “dos puntos de partida”, concretamente los filmes “’The quiet man”, de John Ford, e ‘Into de West’, de Mike Newell”. En esta última “hay una escena que me fascina, en la que se ve una caravana de los ‘travelers’ y a la vez, en el aire, se ve un avión. En un mismo plano se ve un caballo tirando de un coche y un avión. Muestra dos mundos”. Eleanora Melinn añadió el título de “Float Like a Butterfly”, ubicada en Cork sobre el mundo de los travelers.

La mujer en el cine irlandés

En la mesa se abordó de forma intensa también el rol de la mujer en el cine irlandés. Fue Javier Rueda quien remarcó la presencia de directoras de este país en la Seminci. Hay 7 películas de directoras irlandesas” y “es significativo la mirada que proyectan esas películas”. También, es notable su presencia en los cortos de animación en el ciclo de cine irlandés de este certamen que “son todos de mujeres”. Melinn suscribió este dato: “Hay muchas mujeres en animación, pero desde el instituto trabajamos mucho con festivales internacionales y se depende mucho de lo que demanden”.

Mientras, Hannigan reconoció que en Cork vieron “que era muy importante la presencia de la mujer en todos los roles de la película, pero, sin embargo, los hombres tenían el papel principal creativo (de dirección), por lo que se decidió que era necesario apoyar este aspecto”. En su opinión, “es importante que en el cine se refleje la realidad y si la realidad está contada siempre desde los ojos de los hombres, nos estamos perdiendo mucho”.

Mesa cine Irlandés.

Sheridan relató que él fue uno de los fundadores del sindicato de directores. “Otro compañero iba a ser el secretario, pero le metieron en la cárcel por poner un condón en el escenario de una obra de teatro y me tocó a mí”. “Cuando empezamos en el sindicato, yo sugerí que deberíamos involucrar a las mujeres y no recuerdo lo que me contestaron…”, dijo el cineasta evitando claramente pronunciar los exabruptos que le respondieron.

Mientras, en la Irlanda actual y moderna, McMhahon aseveró que “en Galway se considera clave apoyar esa representación diversa que existe”. “El mundo no se compone solo de hombres blancos heterosexuales”.

Noticias relacionadas

17 de mayo de 2024
Seminci y los cines Casablanca organizan en junio el ciclo Americana con lo mejor del cine independiente americano más reciente
6 de mayo de 2024
Salud mental, neurología y psiquiatría en el cine: Espacio Seminci acoge la segunda edición del ciclo ‘Visionando’ de la Fundación Intras
30 de abril de 2024
José Luis Guerin inaugura este jueves el ciclo de charlas «El cine ante las encrucijadas contemporáneas. Imágenes de un mundo que arde»
26 de abril de 2024
La Semana Internacional de Cine de Valladolid abre el plazo de inscripción de películas para su 69 edición
17 de abril de 2024
Seminci y la UVa diseccionan la relación del cine de autor actual con las encrucijadas contemporáneas en el ciclo de charlas «Imágenes de un mundo que arde»
15 de abril de 2024
El Ayuntamiento pone en marcha una nueva edición de ‘Seminci Factory – Valladolid Film Commission’